Todo Piscinas

Para personalizar una piscina existen diversas técnicas de revestimiento. En está página vamos a hablar sobre el trencadís, un tipo de mosaico usado desde la antigüedad y base del movimiento modernista.

La técnica consiste en la composición de una imagen o la expresión de una sensación a través de pequeñas piezas geométricas de diversos colores de materiales como vidrio, piedra, cerámica fijadas con yeso.

Se aplica de muchas maneras diferentes, aunque puede ser la más conocida en fachadas de edificios ya que la mezcla de cerámica y metal queda muy atractiva.

Un poco de historia:

Se puede observar el uso de esta técnica en el yacimiento de la ciudad de Uruk en Sumeria, del año 3500 aC. Existen restos de columnas y paredes recubiertas de pequeños trozos de arcillas de colores de diferentes formas.

Más reciente son lo mosaicos griegos, utilizando guijarros y que aun permanecen en los patios e algunas casa de España. Casi todas las cultras han usado o modificado está técnica de decoración, hasta llegar al s.XXI, que gracias al movimiento modernista (en la ciudad de Barcelona se pueden ver en el Parque Güell de Gaudí) se aplicó más que nunca ala arquitectura.

En la actualidad, y referente a las piscinas y el wellness, podemos ver aplicado el trencadís en numerosas superficies y zonas, ya sea el fondo de la piscina, los laterales, bancos, tumbonas, spas, saunas…

Tipos:

Para fabricarlo se usa un azulejo, el cual al romperse en los diferentes tamaños no se desconcha el esmalte. Debe resistir los cambios bruscos de temperaturas extremas, usando un material de agarre adecuado para cada zona.

Según donde se vaya a colocar, se elegirá un tamaño de trencadís u otro: 8-12 cm para grandes superficies como fachadas, y de 4 a 8 para murales, piscinas, interiores… Para elegir un buen tamaño de tesela lo mejor es que un profesional le aconseje.

La homogeneidad del dibujo, así como la separación entre las teselas dependerá de cada fabricante. Debe componer cierta armonía tanto en la distribución como en los colores. Existen ciertos modelos predefinidos por catálogo pero hay fabricantes que permiten personalizarlo.

Una vez elegidos los modelos, a partir de los planos de la superficie a revestir, los diseñadores le prepararan diversas propuestas mostrándoselas mediante imágenes 2D o 3D.

El material suele ser azulejo cerámico brillo o mate, pero a veces también se colocan vidrios, mármoles, metales…

Colocación:

Para colocar el trencadís primero se tiene que preparar la superficie, estando maestreada, consistente y limpia. Sobre ella se aplicará un material de agarre específico para cada superficie: hormigón, madera, hierro…

Para la colocación de la malla se recomienda usar adhesivo deformable resistente a la humedad permanente, que absorba movimientos por cambios de temperaturas y deformable, siendo muy adherente a cualquier tipo de baldosa cerámica.

Para el rejuntado se suelen usar morteros deformables e impermeables que resista impermeable al agua, la heladas, deformable, y de fácil manejo. Para piscinas o pavimentos húmedos se recomienda el uso de productos epoxídicos para el rejuntado.

Empresas destacadas

¿Quieres anunciarte aquí?