Todo Piscinas

La durabilidad de las maderas, incluyendo las más resistentes, esta constantemente amenazada por la agresión de agentes bióticos y abióticos, que logran deteriorar su estructura, afeando el aspecto con manchas y perforaciones, muchas veces irreversibles y costosas de reparar.

Por ello, se debe reforzar la resistencia natural de la madera gracias a un tratamiento de protección adecuado a cada tipo y clima. Así, se prolongara su vida útil y se evitará su sustitución, conservando los recursos forestales.

Estos tratamientos deben ser inocuos para las personas, animales o plantas. Deben proteger la madera de los rayos ultravioleta, manteniendo el color y estructura durante mucho tiempo, y deben conferirle características de hidrorrepelencia a la madera, ya que está en contacto permanente con el agua, ya sea por la proximidad de la piscina o por los agentes atmosféricos.

Empresas destacadas

¿Quieres anunciarte aquí?